0

Señalizar bien las calles, fomentar el uso del transporte urbano, colocar carteles con información clara y entregar folletos son algunas de las exigencias para ser una ciudad más amigable.

National Geographic eligió meses atrás a Córdoba como uno de los 20 lugares del mundo recomendados para conocer durante 2014. Esto implica una gran oportunidad para la ciudad, pero también una gran responsabilidad.

Estar a la altura de los grandes centros turísticos del mundo no es tarea fácil, no sólo para Córdoba, sino para gran parte de las ciudades de América latina, que no cuentan con los presupuestos que se manejan, por ejemplo, en Europa.

Los países que conforman la Unión Europea cuentan con un gran flujo de turistas al año, pero también con proyectos adaptados a esas necesidades, ya que para pertenecer a esa alianza hay que cumplir estándares básicos, como por ejemplo tener “ciudades inteligentes”. Es decir que muchas de las tareas cotidianas de sus ciudadanos y otras relacionadas con las del turista deben poder realizarse consmartphones . Una opción es la utilización de códigos QR.

Este proyecto también es analizado por algunos empleados de Turismo de Córdoba, quienes sostienen que con muy poca inversión la ciudad podría brindar ubicación y material extra a los visitantes. Por el momento, parece ser sólo un sueño.

Pero no hace falta alta tecnología para ser una ciudad amigable. En el caso de Córdoba, hay que tener en cuenta que muchos de los turistas provienen de otras provincias y se movilizan en auto, lo que implica no sólo la entrega de un plano en papel para que la recorran a pie, sino alternativas bien claras que permitan la transitabilidad en vehículo.

Señalizar bien las calles, fomentar el uso del transporte urbano en los turistas (en Córdoba, la ordenanza no permite el ingreso con valijas a los colectivos), colocar carteles con información clara en puntos clave y entregar folletos con material extra son algunas de las exigencias para ser una ciudad más amigable.

Nota original: La Voz del Interior